El otro día comenta con un amigo lector del blog uno de esos temas que me suelen llamar persistentemente la atención. Y no es otro que la persistencia del público de no hacer el más mínimo esfuerzo por formarse ni por informarse. Es mejor ir a lo seguro (mejor dicho, lo que ellos creen que es más seguro) que a lo desconocido. O si se prefiere, aquello que requiere un esfuerzo por aprender.

¿Estás cómodo con el plazo en el banco?

Leer