Realmente creo que sí. La cultura financiera es un tema de gran importancia, pese a que de forma reiterada, el gran público muestra un nulo interés por adquirir habilidades en este sentido, pese a reconocer que se trata de una de las grandes lagunas formativas de los españoles. EFPA comenzó en 2015 una iniciativa en tal sentido, que sin duda, es más que loable, al plantear el estudio de diversos aspectos esenciales en la planificación financiera, que muchas veces, son totalmente descuidados por la población, incluso en el caso de colectivos teóricamente bien formados.

EFPA_logo_transparente-520x245

Y es que ese es el gran problema de la cultura financiera: Es absolutamente escasa y no se enseña desde el sistema educativo. Que decir tiene que luego el día a día de cada uno puede hacer que no se considere este aspecto como relevante. Y al final, unos por otros, la casa sin barrer y sin aprender nada nuevo.

La idea de EFPA, que comenzó en 2015 con una acción formativa en tal sentido, es que aquellos colectivos que voluntariamente se interesen, se les aporte formación financiera de forma desinteresada. Lo más llamativo es que, pese a ser talleres gratuitos, la asistencia no es que sea arrolladora, cuando se trata de aspectos sobre los que la mayoría de la gente no reflexiona nunca al respecto, a pesar de tomar decisiones sobre ellos y ser siempre decisiones de gran calado.

El ejemplo que siempre pongo es lo de la compra del piso. ¿Cuantas personas se planteaban los riesgos de adquirir una vivienda? ¿Qué supone compartir la compra en cotitularidad con un amig@? ¿Qué son los avales? ¿Qué riesgos de liquidez se afrontan en tal operación? Y muchas más preguntas que generalmente no se hace la gente. Luego claro, vienen las ejecuciones hipotecarias y la gente se alarma. Señores, si somos conscientes, debemos tomar medidas para que al final no nos ocurran cosas que no nos gustan. Y eso conlleva cierta proactividad e interés por el aprendizaje. No basta con tumbarnos a ver el fútbol y mañana será otro día.

Pero no es el único caso. ¿Qué me dicen de preparar la jubilación? ¿Y qué me dicen de invertir mi dinero? La gente tiene una escasísima cultura financiera y eso deriva en el perfil conservador del ahorrador español. Conservador por ignorancia, no por conocimiento. Y es el conocimiento lo que nos abre nuevas vías a comprender cosas que no entendemos. Pero eso exige también cierta proactividad por el alumno, por el formado.

En fin, la iniciativa se ha retomado para este 2016 y espero que sea un gran éxito, y sobre todo, espero que la gente participe porque es una labor altruista y desinteresada de los formadores, que son voluntarios de EFPA.

 

Aunque después de toda la chapa esa que he soltado, alguno se preguntará… ¿Y qué es EFPA? Pues este es su vídeo corporativo.