El blog que hoy comienzo es un intento por ofrecer mi visión sobre el apasionante mundo de la inversión en mercados, el asesoramiento financiero, fiscal y legal.

cropped-cropped-deathtostock_wired6-2.jpg

Lo cierto es que los campos son tantos y tan variados que creo que con un poco de tiempo podré comenzar a dibujar los temas que voy a tratar, pero que podrían agruparse en, sin ánimo de exhaustividad en estos apartados:
1. Productos financieros comercializados por la banca.
2. El inversor. Comportamiento, sentimiento y nivel de comprensión. ¿Realmente el pequeño inversor se toma en serio su necesidad de información?
3. Productos financieros, en sus más completas vertientes. Desde los comercializados masivamente por las entidades hasta las perlas que te puedes encontrar si sabes lo que quieres.
4. La vertiente legal de todos los aspectos vinculados a los apartados antes mencionados. Realmente un campo amplio y que en algunos apartados es de gran litigiosidad, especialmente abonado por malas prácticas en la comercialización de productos complejos. ¿Es suficiente la información que reciben los inversores?

Pero hay otros apartados igualmente interesantes. Estamos en un momento muy importante para el sector financiero, ante los diversos cambios que se avecinan, tanto en el sector financiero como a nivel regulatorio. Seguro que muchos han oído hablar de MIFID II. Llegará, seguramente, en 2017, aunque habrá que ver de qué forma y si se va adoptando de forma progresiva para satisfacer a los grupos de interés, por los transcendentales cambios que traerá, especialmente en el apartado de transparencia. Este tema dará mucho de sí, porque la transparencia en las retrocesiones hará cambiar de forma transcendental el papel de las entidades, abriendo un claro campo a los asesores independientes.

Pero tampoco me dejaré de lado el tema de la concentración bancaria en el sector bancario patrio. Nos encontramos con que hay algunas entidades grandes, otras medianas y varias pequeñas, los famosos “7 enanitos” tienen una necesidad evidente de reducir estructura ante los cambios tecnológicos, pero también ante el exceso de capacidad más que evidente. Es parte del proceso de creación de auténticos campeones nacionales para posteriores integraciones con otras entidades europeas.

En fin, muchos, muchísimos temas y muchas ideas.