Inversor despistado

Un blog de finanzas para gente normal

El hundimiento del Popular (III)

Tercera y última entrega de los post sobre los problemas ocurridos en la entidad (enlace al post I y post II). En este último post, trataremos un poco más de cerca los problemas generados por el empleo del mecanismo de resolución, así como diversas interrogantes que se abren sobre los diversos agentes.

Ana P, radiante con la compra

La intervención del Mecanismo de Resolución

Tras declarar el presidente la falta de liquidez, se activa de forma acelerada el protocolo de resolución: Se pide a los interesados una oferta firme para el mismo día 6 antes de las 10 de la noche. BBVA pide algo de tiempo porque no tenía tiempo de llegar a reunir al consejo. Y la reunión se demora, lo que hace que al final no presente oferta. Y el que presenta oferta es el Santander: 1 euro resuelve la compra, tras sucesivas reuniones maratonianas en distintas oficinas: Desde el BCE, hasta el Santander y el consejo del Popular. A las 6:30 se da el Ok definitivo. Y a las 8 se la mañana se comunica todo a la CNMV, que procede a suspender inmediatamente la cotización del banco.

La noche de autos

Mucho queda por aclarar de la noche de autos. Parece ser, según algún confidencial, que el banco tenía preparado un dispositivo para presentar el concurso de acreedores a las 8:00 am en el Juzgado Mercantil de Madrid, al tiempo que suspendía operaciones de su banca electrónica y gestionaba el cierre de oficinas. Pero también parece que el consejo de Administración de Popular acabó votando a las 6:30 am la venta al Santander. Pero hay más, y sobre todo, detalles poco conocidos. Incluso el de que una notaría cercana a la sede del Popular permaneció de guardia toda la noche. Parece ser que, según algún confidencial que el Santander habría ofrecido primeramente 0,40 euros por acción. Según otras fuentes parece que Emilio Saracho no quería una venta…. y quizás estaba tratando de conseguir otro comprador que permitiera elevar el precio de venta….

Lo cierto es que nos encontramos con muchos interrogantes y muchas cosas extrañas. El que parece que no está por la labor de tragar con las mentiras oficiales es el Banco de España, aunque en este juego nada es lo que parece. ¿Qué papel jugó cada uno en la noche de autos? Nadie sabe nada. Y es ahí, en ese día, donde tenemos todas las explicaciones que nadie quiere aclarar… Hasta que lleguemos a un juicio, en el que ya veremos que sale y que no sale. Porque posiblemente, sólo en sede judicial podremos conocer lo que ocurrió entonces. Y seguro que no se sabe todo lo que ocaeció.

El proceso

La forma de llevar a cabo el proceso ha sido realmente extraña. Porque era la primera vez que se empleaba el mecanismo de resolución, pero también por cómo se ha orquestado todo. Desde la forma en la que se ha dado liquidez a la entidad resuelta, hasta cómo se ha orquestado el proceso de venta, por la extraordinaria valoración a la baja que se le ha conferido a la entidad comprada. ¿Cómo se explica que una entidad que capitaliza 6.000 millones un año antes acabe valiendo casi -2.000 millones (que es el resultado de restar al valor 0 de las acciones el valor de todos los instrumentos amortizados y no reintegrados a sus titulares, ya que estos han perdido su inversión igual que los accionistas).

¿No será que se han ajustado los número para que salgan las cuentas como a uno le interesa? Cualquiera que conozca un poco de Corporate Finance sabe que esto todo es muy relativo. Así que el valor puede ser ese u otro, depende de cómo ajustes los parámetros de valoración y de cómo hagas los números. De hecho, en Corporate Finance podrías hasta justificar como un elefante puede volar. Todo es posible, hasta Alicia en el país de las maravillas. Por cierto, ahora ha salido otra valoración de Popular que sí le otorgar valor positivo a la entidad, según Voz Pópuli. Si es que el Corporate Finance tiene estas cosillas.

Pero centrándonos en el tema esencial: ¿Cómo es que no se realiza la resolución en fin de semana, que hubiera dado más tiempo a otros interesados? Si ya se lo esperaban el fin de semana anterior, ¿Que hacía Guindos con Ana P en el Club Bilderberg? ¿Preparaban los detalles?

La clase política, de perfil

Ahí tenemos la intervención de Guindos en el Congreso, que se ha encargado de echar la culpa al último presidente, a Saracho. Pero… ¿Cómo es que Guindos no explica que el Banco haya superado las pruebas de solvencia y tuviera, sin embargo, déficit de recursos el día de la resolución? Esto, que se lo preguntaron en el Congreso, no fue respondido muy hábilmente por el Ministro. De hecho, no dijo ni pío de esto. Tampoco le preguntaron sobre el tema de que hacía él en Canadá con Ana P el fin de semana previo… Lo cierto es que los diputados que le preguntaron al señor ministro tenían un pequeño problema: No tienen ni idea de cómo funciona una entidad. ¿Alguien se pregunta hasta que punto podría interrogar un agricultor a un dentista sobre cómo se hace un implante en la boca o se extrae una muela? Las preguntas que le pudieran hacer serían meramente superficiales, sin entrar en los temas críticos y de detalle, que es donde se sustancian los problemas.

Si el banco era solvente…. Hay muchas preguntas que responder. Y es que el banco pasó las pruebas de solvencia de 2014 y 2016. Porque si el banco ya tenía problemas anteriores, sería lo mismo que reconocer que el Banco de España está puesto por el Ayuntamiento, y que no ha hecho nada. ¿Y el auditor? Lo mismo. ¿Y el Gobierno? Se ha puesto de perfil. ¿Y la CNMV? Sigue como siempre en estado comatoso. Sería cuando entonces empezaríamos a ver que en este entierro hay muchos culpables, y que cada cual se quiere desentender de su parte de responsabilidad. Sin lugar a dudas, cuando el ventilador de la basura se pone en marcha, todo el mundo sale corriendo, y lo único cierto es que tonto el último. Y Guindos sabe que hay muchas instituciones que podrían verse salpicadas por un problema que lleva larvado muchos años en el Popular.

Pero hay mucho más: ¿Cómo es que no se alcanza un acuerdo político para facilitar liquidez a la entidad? Sería algo más sensato que realizar una aportación de capital, y no es algo más que facilitar un estabilización de la firma en un momento puntual. Y para colmo, ¿Cómo es que el sector público en pleno retiró más de 5.000 millones de euros en depósitos? ¿Porqué el Tesoro dejó de depositar liquidez en la entidad pese a que el Banco de España le cobraba por los depósitos?

La operación de compra: Emilio Botín estaría orgulloso

Sin lugar a dudas, si Don Emilio viviera, estaría orgullosísimo de su hija. Ha comprado un banco por 1 euro. Y si, muchos dirán que ahora tiene que ampliar capital en 7.000 millones, a lo cual se les podría responder con una pregunta: ¿Vd. ha revisado el plan de negocio del Santander sobre la compra del Popular? Efectivamente, el Santander necesita 7.000 millones para poder atender la compra de un banco como el Popular. Pero esa necesidad de capital se ha hecho así por las dotaciones que el banco ha hecho con los fondos propios del Popular más los instrumentos contingentes convertibles (los CoCo´s) y las demás deudas subordinadas. Si uno revisa el plan de negocio (vean la página 7 del plan, descargable desde aquí) se puede observar cosas como que los activos inmobiliarios pasan a estar dotados al 65% (mientras que la media de mercado ronda el 52%), el suelo al 85% (mientras que en el mercado la media está en el 63%) y la mora inmobiliaria se dota al 76% mientras que el mercado la está dotando al 51%. En definitiva, se dotan 7.200 millones de euros que elevan la cobertura media al 69% frente al 52% de la media de los competidores.

Si tomamos una calculadora y nos ponemos a hacer números sencillos con ese plan de negocio, nos sale que bastaría con haber realizado unas dotaciones de 2.100 millones adicionales para alcanzar los ratios de los demás competidores. O sea, que han dotado 5.000 millones “por si acaso”. Si, señores, ahí tenemos metidos los 2.000 millones de deuda subordinada puesta a valor cero y los 3.000 millones de equity puesto también a cero.

Una compra del banco considerando un nivel de dotaciones similares al sector nos daría que se podría haber pagado entre 0,80 y 1 euro por acción a los accionistas y haber repagado íntegramente los instrumentos subordinados. Sin embargo, de esta forma, el Santander se ha llevado 5.000 millones “en dotaciones” que, si son hábilmente gestionadas (y nadie duda de las capacidades de Ana P), aflorarán como beneficios en los próximos ejercicios. ¿Ha hecho el Santander una buena operación? No, ha hecho una operación brillante, de las de libro. Don Emilio puede estar más que orgulloso. Y es que, una vez digerido el Popular en 2019, asistiremos a una importante aceleración de la generación de beneficios de Santander España, que sin duda, redundará en un mayor beneficio a largo plazo para la entidad.

Comienza el frente judicial: Y aquí llega lo interesante, es el “sálvese quien pueda”.

Esta es una de las consecuencias derivadas de la resolución de la entidad. Y es que vamos a ver cómo nos enfrentamos a uno de los procesos judiciales más largos y con muchas incertidumbres. Porque de momento no se están presentando demandas, pero se presentarán. En gran medida porque la gente está esperando a ver quien es el que tira la primera piedra, y sobre todo, contra quién. ¿Demandamos al FROB, a la JUR, a la CNMV, al Banco de España, al BCE, al Consejo último o al anterior, al Santander, al Popular, a Ron, a Saracho o a una combinación de ellos? Por si esta sopa de letras no tiene suficientes alicientes, ¿Vamos por la vía penal o civil? Los frentes a los que acudir son muchos y los potenciales demandados, también. Por cierto, algunas demandas pueden ser también presentadas ante la jurisdicción contencioso-administrativa.

Y como no, a río revuelto, ganancia de pescadores. Muchos bufetes están ofreciendo a los accionistas/bonistas reclamar a cambio de cobrarles un porcentaje del resultado. Y es que parece que muchos abogados se han dado cuenta de que el que antes “pille cacho”, más caliente se lo va a llevar. Porque en juego hay mucho dinero, sobre todo, honorarios por costas, pero también, por éxito de las potenciales demandas.

Hace unas semanas, Jordi Ruiz de Villa escribía una columna en Expansión interesante. Y en ella, critica la forma de realizar la operación, pero también el papel jugado por los supervisores, sin olvidar que el procedimiento de resolución, absolutamente inédito, puede generar diversas geometrías en las reclamaciones a presentar. Como bien indica el autor, estamos en un caso en el qué por primera vez, se produce una expropiación de los inversores sin justiprecio, que al final vendría a ser una incautación. Pero no menos reseñable, nos recuerda el Sr. Ruiz, la negligente supervisión del Banco de España (por los cadáveres que guardaba el Popular en el armario), de la CNMV (por no evitar la manipulación de mercado ni las posiciones cortas, y en general, por estar ahí de figurante), y finalmente, por la falta de transparencia en la venta. Y concluye el autor que, podríamos estar ante un caso que presenta diversas similitudes con Bankia. En muchos aspectos, sí es así, pero en este caso, las implicaciones y el alcance de los problemas es muchísimo mayor que aquel famoso caso.

¿Y el caso de los accionistas extranjeros? Mucho ojo porque estos tendrán un tratamiento diferenciado, dependiendo por la estrategia judicial que adopten. Estos pueden escoger otra vía completamente diferente a los inversores españoles o europeos en general.

El caso es que, en esta operación, hay diversos frentes judiciales a los que los inversores podrán acudir, pero con diferente resultado. Realmente, el circo judicial que se presenta es inmenso y dará mucho, muchísimo que escribir.

Como siempre, que cada uno vigile su huerta

Nuevamente, en esto, como en el mundo de las finanzas, un adecuado asesoramiento independiente, no sólo generará mejores resultados para el accionista/inversor, sino que le evitará pagar el pato de los abogados oportunistas que están a la caza de la presa…. Que no es otro que el inversor al que le han incautado sus activos. Y al que mucho abogado espabilado intentará ahora cazar. Lo mejor, como siempre, es no confiar en los ángeles salvadores, porque quizás, no sean más que lobos con piel de cordero. ¿Acaso no se ha dicho en este blog, por activa y por pasiva que en la vida no hay nada gratis salvo los abrazos de tu madre?

Eso sí, Saracho, pero sobre todo, Angel Ron, tendrán muchas explicaciones que ofrecer. Por lo pronto, el Sr. Ron ha fichado a un prestigioso penalista. Uno que ya ve que le van a caer palos de todos los lados, y con razón, ya que el banco ha acabado donde está por su penosa gestión durante 13 años. Pero no será el único. Quizás el Popular de Ron era un banco cuyos números convendría revisar. Un reciente artículo de El Español (muy recomendable su lectura) habla sobre cómo Saracho cada día se encontraba peor al frente del Popular. ¿Herencia envenenada? Mucho ojo porque da muchas pistas sobre la situación heredada del banco y el porqué tanto reguladores como el Ministro prefieren echarle la culpa a Saracho y no a Ron…. Después de todo, si resulta que Ron es el culpable, llegarían las preguntas interesantes: ¿Que ha hecho el supervisor de banco, el BdE? ¿Y el Gobierno? ¿Que ha hecho la CNMV? Muchas preguntas y aquí todos a escurrir el bulto.

En estas circunstancias, lo que podemos contemplar ya mismo es el comienzo de la ola de fichaje de penalistas ante la marejada de demandas que se avista. Todos a sus puestos. Comienza la función. Y promete máxima diversión. Este caso traerá cola, y si no al tiempo: ¿Se acuerdan del caso Rumasa? Tenemos caso para muchos, muchos años.

 

Anterior

El hundimiento del Popular (II)

Siguiente

Las hipotecas multidivisa: Cuando el presunto engañado se creía que era el listo

2 Comments

  1. Manolo

    Si las dotaciones necesarias para alcanzar ratios como los de la competencia se elevaban a 2.100 mm de euros, ¿cree Ud. que una hipotética y exitosa tercera ampliación de capital hubiera sido suficiente para que B Popular hubiera seguido su camino en solitario con PLENA normalidad? Mi opinión es que no. El lastre arrastrado en forma de ladrillo y por qué no decirlo, mora encubierta, creo que pesaba mucho más que esa cantidad. Y, una segunda pregunta, ¿cabe la posibilidad de encontrarnos, en mayor o menor medida, una repetición de la jugada B Popular BPastor? Me refiero a que lo que se encontró B Popular en B Pastor no se lo esperaban ni los más pesimistas, y mucho me temo que B Santander tampoco sabe muy bien lo que se va a encontrar en B Popular. Y esto sin obviar que aquí, el tamaño sí importa, y Santander es grande, pero… será lo suficiente?

    • Inversor despistado

      Agradezco su comentario. Al respecto de las dotaciones, y de acuerdo a la contabilidad del Popular, lo que hubieran faltado en dotaciones para aproximarlas a las del mercado son unos 2.000 millones. Pero cuidado, que eso sería con la contabilidad presentada. Como Vd. biene indica, y en breve sabremos,habría que ver cuantos muertos hay en el armario. Banco Pastor no tenía muertos en el armario: Había un cementerio entero. Y podría ser el caso del Popular, no es descartable. De hecho, en esta semana hemos podido ver ya diversos artículos en Voz Populi en los que se detallan diversas prácticas fraudulentas del Popular, refinanciando operaciones imposible, auténticos muertos vivientes. Efectivamente, si se da el hecho de que ahora comiencen a aparecer falseamientos contables…. veremos hasta donde alcanzaba el agujero real de la entidad. Personalmente, creo que es muy relevante alguna frase del último presidente, Saracho (al que hay enlace en los artículos a la noticia publicada por el Español), con su frase de “malditas putas cuentas”. Podría ser que todavía no hayamos conocido al Alien que albergaban esas cuentas. Para empezar, el santander, en su ampliación de capital advierte de que el banco se enfrenta a diversos riesgos, no sólo jurídicos, sino de comprobar que la contabilidad es la correcta. En cualquier caso, el precio de compra, creo que convendrá conmigo que es muy ventajoso, ya que la rentabilidad sobre el capital invertido que ha calculado Santander ronda el 15%…. Un negocio muy bueno, a pesar de esos potenciales riesgos que Vd. adecuadamente apunta. Un saludo,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Desarrollado con WordPress & El INVERSOR DESPISTADO