Inversor despistado

Un blog de finanzas para gente normal

El pequeño inversor y el arte de la inoportunidad

Desde este blog se ha comentado en alguna ocasión cómo el pequeño inversor realiza acciones que en muchas ocasiones, le resultan enormemente perjudiciales. Pero a pesar de todo, lo peor es que no aprende. Y no es que tengamos un sólo ejemplo, es que los hay a mares.

Warren Buffet, el inversor más brillante de todos los tiempos.

 

La permanente inoportunidad del pequeño inversor

Esta semana pasada ha aparecido un artículo muy interesante de Vicente Varó en el Confidencial (accesible desde aquí). En él, el autor compara los flujos de entrada y salida de los fondos de inversión de bolsa comercializados en España con la evolución de los mercados. Es extremamente curiosos cómo cuando en Enero y Febrero, cuando más bajan los índices, es cuando más dinero sale de la bolsa. Pero es que el miedo sigue…. Y en marzo y Abril, con la Bolsa recuperando, sigue saliendo dinero. Vuelve a entrar dinero en Mayo (cuando la bolsa ya ha subido….) y en Junio, con el porrazo del Brexit, llega la gran desbandada, que continua en Julio, y eso que los mercados ya están en plena subida vertical.

Los flujos de entrada o salida son las barras azules. La evolución del Ibex es el gráfico que aparece de fondo.

Curiosamente, el Brexit, provocó una excepcional oportunidad de compra, como de forma insistente he comentado con los clientes, pero es que el miedo es el miedo…. Y seguir a las emociones es lo peor que puede hacer el inversor.

La caja y el beneficio

Pero este no es el único caso que ya hemos comentado en alguna ocasión. Hay otras cosas que realmente llaman la atención como la diferente valoración que hace el público del beneficio y la caja que genera un negocio. De hecho, ¿Para que vale la caja? Ni idea. El inversor de bolsa español, que muy habitualmente lee un periódico económico (a lo sumo), aunque esté informado no está formado. Y es ahí donde se la dan con queso en sus inversiones de Bolsa.

La caja es el elemento central de la marcha de un negocio. Y si no hay caja positiva, vete preparando el arnés, porque te va a hacer falta. Una empresa puede ganar mucho, pero eso no vale para absolutamente nada. Un caso claro ya lo hemos visto recientemente con Abengoa. Esta empresa iba fenomenal, todos los años ganaba mucho, pero cada año consumía más caja. Y así durante 10 años. ¿Quien aguanta caja negativa durante diez años? Nadie. Y de hecho, muchos pequeños inversores pensaron que no estaba justificada la bajada de Abengoa cuando se hicieron púbicos sus problemas financieros (que no eran nada novedosos, si habías seguido la evolución de su caja). Y compraron, como aquél que va al casino a jugar a doble o nada. Luego se lamentan de las pérdidas.

Pero no es el único caso… Tenemos el caso Pescanova, tenemos a las constructoras, aunque algunas todavía intentando salir de la UVI (caso de OHL), porque el consumo de caja que tienen es brutal…. De hecho, para evitar dar pistas, en los resultados trimestrales a veces no dan información de la caja, pero sí de los beneficios. Los beneficios son una opinión, mientras que la caja es un hecho. Como le comentamos hace un tiempo a un servicio de atención al accionista, ¿Vds. publican trimestralmente opiniones o hechos? No sabían que decir.

Las señales con las que se queda el pequeño inversor no suelen ser las correctas

Y es que el pequeño inversor siempre le ocurre lo mismo. Le puede el nerviosismo pero también se fija en las cosas que no valen para nada, como el beneficio. Y es que la marcha de una empresa nada tiene que ver con el nivel de beneficio que comunica al mercado. Una empresa es muy compleja de analizar y hay que estudiar a fondo para ver si es merecedora de que invirtamos nuestro dinero en ella. Por ello, es esencial que busquemos gestores de fondos que no sólo sepan analizar correctamente las empresas, sino que se salgan de la esclavitud de los índices, cosa que no suele ser tan fácil de ver. Es la forma de poder ganar dinero de forma consistente en el largo plazo.

Anterior

Montoro y el arte de meter la mano en el bolso

Siguiente

El “Mystery Shopper” de la CNMV: Muchas risas y unas palmaditas en la espalda

2 Comments

  1. elNiñoArriba

    ¡Muy bueno Inversor!

    • Inversor despistado

      Muchas gracias. Espero que en breve podamos volver a vernos por Rankia. Saludos,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Desarrollado con WordPress & El INVERSOR DESPISTADO