Llama poderosamente la atención la capacidad de los medios de comunicación de influenciar la opinión pública en un sentido u otro, según sus propios intereses. En estas últimas semanas hemos asistido a algunos casos  que no sólo ponen de relieve esa enorme influencia y capacidad de poder que tienen, sino que demuestran hasta que punto la ciudadanía, por muy ciudadana que sea, no dista tanto de aquella del imperio romano, en la que el Emperador controlaba al pueblo a base de pan y circo. Hoy en día, el circo romano moderno, es, sin duda, la televisión.

La ola de frío

Estas semanas estamos asistiendo a una ola de frío que ciertamente, presenta una intensidad notable, aunque no es extraño porque estamos en invierno. El caso es que, evidentemente, esto puede provocar picos de demanda eléctrica y como tal, elevar los precios de la energía por esa mayor demanda. Igual que en otros momentos este precio baja. El caso es que esto no afecta al pequeño cliente de forma relevante, sin embargo, los medios se han encargado de levantar una interesante polvareda política que además, ha disparado las consultas a las compañías eléctricas. Y claro, con esa clase politica tan mediocre que tenemos, los políticos se dedican a tirar los trastos los unos a los otros, pero nadie explica porque la electricidad que paga el ciudadano medio es tan cara: No se habla de la moratoria nuclear, ni de las subvenciones a las renovables, ni de tantos otros muertos metidos en el recibo de la luz y que son la parte auténticamente escandalosa del coste de la energía.

Los suelos de las hipotecas

Otro de esos temas que tienen en vilo a la gente y que los medios explotan de forma torticera. Este asunto ya ha sido tratado en el blog recientemente, en el que se daban algunas pinceladas de las razones por las que las cosas no son lo que parecen. Al final, para lo que se está empleando es para demonizar a un sector, sin más. ¿Cuanta gente contrató forzada la hipoteca? ¿Cuantos de los hipotecados cuentan con formación universitaria? Da igual. Puede que hubiera casos de falta de transparencia, pero la sentencia del TJUE sólo añade complejidad a un tema muy polémico, hábilmente explotado por los medios y del que queda mucho por hacer, salvo que, como ya se apuntaba en el post publicado aquí, las entidades opten por pagar y callar.

Las ejecuciones hipotecarias.

En este caso, nadie debiera extrañarse. Debemos tener en cuenta que cuando alguien firma un préstamo hipotecario, está poniendo en garantía el bien hipotecado. Creo que eso es muy evidente y básico. Así que si no pagas…. Te expones a perder el bien. Y si, las circunstancias pueden ser muy dolorosas, muy penosas, pero es cada persona debe ser consecuente con sus actos y lo que ello implica. Sin embargo, este tema se ha explotado noticiosamente por los medios de forma reiterada, …… Como siempre, dando el lado más macabro y tremendo de las cosas: Gente que se suicidaba, gente que montaba un circo en el desalojo de su casa… No es agradable, pero debemos recordar que son consecuencias de los actos que cada uno, libremente, ha decidido en un momento pasado y que por ello, debe ser consecuente.

Las preferentes

Aquí si que ha habido de todo. Desde casos de clientes que pensaban que engañaban ellos al banco hasta casos de clientes engañados por el banco. Porque había gente que simplemente “quería ganar más”. No es menos cierto que hubo redes bancarias que vendieron estos productos de muy mala manera, concentrando riesgos para el cliente en un único producto…… Pero cuidado, que también hubo casos de gente que ganó mucho dinero con las preferentes. Sin embargo, esos no salen en la televisión quejándose de haber ganado mucho dinero. Además, muchos de ellos dirán que ganaron gracias a sus “amplios” conocimientos del mercado. En cualquier caso, nuevamente, este tema ha sido explotado desde el lado noticioso, como no podía ser de otra forma por los medios.

Y así, otros muchos casos…

Recientemente, hablaba con un periodista sobre estos temas. Le comentaba que los medios manipulan a la gente, pero sobre todo, sus sentimientos. Esto es extensible incluso al periodismo económico, como ya se ha comentado en este blog hace algún tiempo (este era el post).

El caso es que el periodista me daba la razón. De hecho, me expuso algunos casos en los que ellos han usado las noticias para poder generar más impacto en la gente, porque ello les ayuda a vender más y sobre todo, generar mayor difusión. Y esa es la clave. En la vida, cada uno vende su producto y cada cual tiene sus intereses. Los medios de comunicación, como cualquier otra empresa, tienen sus propios intereses, y como tal, los defenderán y los explotarán en su beneficio. ¿Acaso alguien duda de que no lo harán así? Como siempre decimos en este blog, en la vida nada es gratis salvo los abrazos de tu madre.