Hace ya algún tiempo, escribí un artículo sobre los dividendos, en el que se analizaban algunos aspectos para poder determinar si estos dividendos podían ser una señal de compra, y entonces ya se hicieron algunos comentarios sobre el scrip dividend. El artículo lo puedes encontrar aquí. En este post quiero profundizar en mayor medida sobre el scrip dividend y los motivos que deben llevarnos a estar en alerta máxima ante una señal como puede ser la entrega de acciones como dividendo, ya que pagar en especie no es, de entrada, algo positivo, y que por tanto, debemos analizar.

 

Muchas grandes empresas españolas emplean sistemáticamente el scrip dividen

Muchas grandes empresas españolas emplean sistemáticamente el scrip dividend

Y no es que sea nada nuevo, pero cada vez resulta más evidente que los scrip dividend vienen a señalar algunas alertas de las debemos ser conscientes. Si bien, puede haber casos en los que sean falsas alarmas, como comentaba en el post antes indicado, pero eso es parte de la labor de estudio que debemos realizar de forma previa a realizar una inversión.

1. ¿Que tal va la caja de la empresa?

Esta es una de esas cosas que no es tan evidente, ya que la gente se suele quedar con los beneficios de la empresa. Pero el beneficio es un artificio contable, mientras que la caja nos dice el dinerito que realmente genera el negocio. Por tanto, olvidemos el beneficio. ¿Que tal ha ido la caja en el ejercicio? ¿Y en los últimos años? Porque si no hay caja…. ¿De donde sale el dinero para pagar el dividendo? De la deuda. ¿Y de que forma se reduce el consumo de caja? Pues muy fácil: Entregando acciones o dividendo, a elección del accionista, que percibirá acciones si no cursa instrucciones. Una forma elegante de ahorrar caja.

2. ¿La empresa está muy endeudada?

Esta es otra de las motivaciones que lleva a muchas empresas a pagar en acciones. Y es que si tiene un exceso de deuda y el mercado se ha tensado, el coste de acudir a financiarse seguro que no le compensa, unido a la posibilidad de que le degraden los ratings que encarecería aún más la financiación. Otra razón más para emplear el scrip.

3. ¿Que hacen los directivos?

Esto siempre es esencial. ¿Que porcentaje del capital controla el consejo? ¿Tienen endeudamiento asociado a esa participación? (Tengamos en cuenta que si los directivos tienen acciones de la empresa vinculadas a préstamos personales, ellos también necesitarán de ciertas cantidades de liquidez para atender sus propios compromisos financieros…. Y eso generará ciertas dinámicas de pago en la empresa. Pero también desde el punto de vista, de que forma los directivos realizan ese cobro. Siempre me ha hecho mucha gracia el que el difundo Emilio Botín decía a los accionistas lo bueno que era cobrar el dividendo en acciones, mientras que el siempre pedía el cobro en metálico y luego recompraba acciones. Si es que no hay nada como decir una cosa y hacer otra… O si prefiere, como diría Donald Yacktman, no te fijes en lo que dicen los directivos, sino en lo que hacen.

4. ¿La empresa toma medidas para neutralizar el incremento de acciones en circulación?

Esto es importantísimo, porque hay muchas empresas que pagan en scrip, pero a continuación neutralizan la emisión de acciones recomprando la misma cantidad de acciones emitidas. De esta forma los accionistas pueden escoger aquella opción que fiscalmente les interese más, sin que se produzcan otras situaciones derivadas como pérdida de participación en la sociedad por el cobro.

5. Prestar especial atención a las declaraciones de los directivos, especialmente si no tienen participaciones relevantes en el capital.

Esto siempre se cumple. Los que tienen participaciones bajas o insignificantes en el capital suelen decir una cosa y hacer otra…. Cosa contraria a cuando las empresas están controladas de forma notable por familias o grupos empresariales, ya que al final no están tan preocupados de la evolución de la acción en el día a día y se preocupan mucho más de lo que pasa con la empresa en el largo plazo.

 

El debate sobre el scrip

Desde hace algunos años se ha ido creando un debate creciente, especialmente entre los gestores de fondos de inversión, sobre el scrip. Y no es para menos, ya que para algunos es una señal de que la empresa está tratando de demorar un recorte de dividendo, pero para otros es una herramienta para compensar una reducción temporal en la caja de la sociedad. Los menos casos son los de empresas que emplean el scrip y luego lo neutralizan, y que sin embargo, sería lo más beneficioso para los accionistas. De ahí que debamos estar alerta ante una señal tan potente al mercado como es esta.

Y es que el dividendo se ha convertido para muchas empresas en un arma para evitar ver el precio de sus acciones presionadas a la baja. De ahí que a veces las empresas prefieran optar por mantener el dividendo, estableciendo programas de scrip, con el objetivo de que sus acciones no bajen más, aunque esta política no sea tan favorable para el accionista como parece.

Es por eso que la llegada de un programa de scrip a una empresa debe ser considerado, al menos, como una señal de alerta. ¿Es una caída transitoria de la caja? ¿Se ha reducido el potencial de generación de caja de la empresa en el largo plazo?

Veamos la sostenibilidad

Este mecanismo de retribución al accionista, ha venido creciendo en popularidad en los últimos años. Basta ver como en 2007 sólo 8 empresas del Eurostoxx 600 pagaban en scrip, mientras que en 2015 la cifra ya alcanza las 60 empresas. La respuesta a este exponencial crecimiento de las empresas que emplean esta herramienta habría que buscarla en la evolución de los beneficios por acción y la rentabilidad por dividendo. Desde 2010 hasta 2015 los beneficios por acción del Eurotoxx 600 han bajado un 10% en total en esos 5 años, mientras que el dividendo por acción creció un 25%. ¿Cómo bajando el beneficio por acción puede subir el dividendo? Pues muy fácil: Trampeando algo que, evidentemente,  no es sostenible.

Pero hay otras señales que debemos considerar, como que el 40% de las empresas que pagaron scrip en 2012 habían recortado su dividendo en 2015. ¿Es o no es el scrip una señal de alerta?

De ahí que el uso del scrip pueda ser visto como un indicador adelantado de un futuro recorte del dividendo. No obstante, se trata de una política retributiva que desde este blog siempre hemos criticado por las diversas geometrías que se pueden dar en función de las tasas de conversión en acciones y que generan resultados dispares para los accionistas, generalmente muy difíciles de comprender por el inversor minorista, que sólo se queda con los números gordos y no entra a analizar la complejidad del sistema.