Inversor despistado

Un blog de finanzas para gente normal

La alineación de los intereses del Consejo de Administración con los de los inversores

Recientemente trataba con un muy buen amigo sobre mi postura al respecto de los consejos de administración y de cómo deben de alinearse sus intereses conforme a los intereses de los accionistas. Y es que un consejo de administración plenamente alineado con sus accionistas generará no sólo buenos resultados a largo plazo para la empresa, sino que no cometerán imprudencias en la gestión del negocio o llevará a cabo maniobras tendentes a mejorar sus intereses personales y no los de la sociedad.

consejo_admin2

¿Cuantos consejeros se preocupan realmente de la empresa?

Y es que la única forma de alinear los intereses del consejo de administración con los accionistas es que el consejo tenga una fuerte representación del capital. Pero representación de la de verdad, de la de accionistas que piden cuentas a los ejecutivos. Y si además el presidente y el consejero delegado cuentan con importantes paquetes de acciones, mejor que mejor. Así evitaremos que tomen medidas a corto plazo que puedan perjudicar a los accionistas en el largo plazo.

Y saltó la liebre de la mano de una pequeña gestora

Esta semana ha saltado a la palestra el asunto de una pequeña gestora, Metagestión, que ha hecho una de las más duras y corrosivas críticas hacia una empresa que he podido leer en muchos años. Y no insultan, no hacen sarcasmos, sino que dan verdades como puños de lo que puede ser una total desalineación de los intereses del consejo con los de sus accionistas.

La carta, que puedes descargar aquí y aquí, no tiene desperdicio y recomiendo su lectura porque da tantas claves y tan interesantes de como puede ser de destructiva una mala gestión, que los resultados están ahí. Son 3 páginas que resumen de forma precisa y concisa cómo es un clásico proceso de destrucción de valor por falta de identificación de los intereses del consejo.

Y es que han dejado al Consejo de administración de la Socimi de Lar a la altura del betún, como no puede ser de otra forma cuando los directivos maniobran para incrementar sus sueldos en claro perjuicio de sus accionistas. Resulta curioso que el consejo de Lar Socimi ¡¡¡apenas tiene acciones de LAR Socimi en propiedad!!! Es que estas cosas no fallan. Si en el consejo no se sienta el capital, o al menos una representación destacada del mismo, se corre el riesgo de que la sociedad pierda el norte.

Claro, como no son accionistas les da igual que ocurra con la acción. Además, cuanto más crezca la empresa, más ampliaciones de capital realicen (aunque diluyan a los actuales accionistas), ellos van a ganar más porque cuanto mayor tamaño, más ingresos por la gestión. Tienen un incentivo perverso para crecer, sin importar si las compras son rentables o si perjudican a los antiguos accionistas. Claro, la acción va en picado. Si es que eso, ¿Que más da? Al accionista que le zurzan.

Pero este ejemplo de como un consejo puede succionar la sangre de una empresa no es exclusivo de Lar Socimi. En el Ibex tenemos muchos casos.

Sin embargo, invito a los lectores del blog a que hagan un análisis de empresas con fuerte presencia de los accionistas en el consejo: Barón de Ley, Ebro, Corporación Financiera Alba… auténticas máquinas de hacer ganar dinero a sus accionistas en el largo plazo. También puede haber casos opuestos, como OHL, por poner un ejemplo. Pero miren por donde, a pesar del desastre que azota a la empresa constructora, Villar Mir tuvo el valor de suscribir casi la totalidad de las acciones que le correspondían en la ampliación de capital de 1.000 millones que hizo (porque como hemos visto ahora, las cosas estaban mucho peor de lo que se decía). Por tanto, se equivocó, pero metió más dinero propio, lo cual, por lo menos, es una clara señal de que él si que creía en el proyecto. Aunque las cosas no siempre salen como a uno le gustaría. La empresa está con problemas serios, pero el consejo ha dado un claro paso adelante. Por lo menos, es una señal de confianza en la empresa.

Hay que tener en cuenta que una cosa es lo que hace el consejo y otra es lo que dice, como siempre ha dicho el mítico Donald Yacktman, director de la conocida boutique de gestión de fondos estadounidense. Y como él dice, es mejor hacer caso de lo que la gente hace y no hacer lo que dicen: “Cuando se trata del equipo gestor, no escuches lo que dicen, mira lo que han hecho”.

 

Anterior

Los minoristas y las inversiones inmobiliarias

Siguiente

La extraña percepción del riesgo del inversor minorista

4 Comments

  1. Me ha encantado el artículo.

    Por eso invierto yo en Naturhouse: porque su Presidente (Félix Revuelta) tiene casi el 75% de las acciones, es decir, tiene un participación valorada ahora mismo en más de 200 millones.

    Este 2016, además, ha comprado en 24 ocasiones (hablo de las notificaciones a la CNMV), y siempre por debajo de 4’80€.

    Si eso no es jugarse el dinero y creer en que la empresa ahora mismo está a buen precio, no sé lo que es.

    Yo tengo 2 paquetes por debajo de 4’70€ y con una RPD superior al 6%.

    Cuento este ejemplo porque me parece muy apropiado.

    En resumen, mejor invertir en 1 empresa si esa empresa invierte en sí misma también (entiéndase sus dueños, y no hablo de auto OPAs).

    Abrazos y pasa felices fiestas.

    • Inversor despistado

      Muchas gracias por tu opinión. El caso de Naturhouse es un caso interesante. La empresa tiene un total de 60 MM de acciones emitidas, lo que a unos precios de 4,70 arroja una capitalización de 282 millones de euros. El dividendo que ofrece parece bastante sostenible, al tiempo que mantiene un muy interesante cuadro de caja. Y efectivamente, que el presidente aproveche para recomprar acciones es una poderosa señal, aunque no es la única que debemos vigilar. Desde luego que el ejemplo me parece bueno.
      Un abrazo y feliz Navidad y 2017.

  2. Es una de las primeras cosas que miro, mi cartera está compuesta por empresas en las que hay accionistas de referencia y hay consejeros que disponen de acciones o trabajadores que tienen acciones.

    Para mí es fundamental que la gestión vaya con los accionistas, y que se cree valor.

    • Inversor despistado

      Gracias por su comentario. Yo, personalmente, matizaría la afirmación. Y es que el consejo puede tener acciones en la empresa, pero la pregunta es: ¿Cuanto se juega el consejo en relación al valor de sus otros activos? Porque podemos ver consejos en los que los principales directivos mantienen participaciones del 1%, pero sin embargo el valor de ese paquete es muy pequeño en relación a sus otras propiedades. Un caso para mí que es el perfecto, es el caso de Corporación Financiera Alba, con un consejo que controla el 70%. En general, y para que una empresa resulte atractiva, el consejo no tiene que tener un grado de control tan elevado (si lo tiene, es perfecto), el caso es que se vea que realmente se juegan bastante dinero de su inversión. Y bueno, si hay grupos familiares que ostenten participaciones realmente relevantes, eso puede ser una buena garantía de desempeño de la empresa en el largo plazo. Casos hay unos cuantos: Baron de Ley, Iberpapel, Miquel y Costas….. Saludos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Desarrollado con WordPress & El INVERSOR DESPISTADO