Inversor despistado

Un blog de finanzas para gente normal

Las SICAVs y el eje del mal atacan de nuevo

Cuando menos resulta chistoso el trato que nuestra clase política dispensa a las SICAV. Y digo chistoso, por no decir propio de un ignorante. Aunque bueno, no debemos olvidar a los medios de comunicación y su total falta de interés por informar adecuadamente a la sociedad y contradecir a los políticos. Es siempre más interesante resaltar lo noticioso que los datos objetivos. Y lo importante, tanto para el político como para la prensa es vender, cada uno, su propio producto. ¿Porque preocuparse de deformar la realidad?

rajoy-y-albert

Siempre resulta un tema problemático la clara falta de cultura financiera de los españoles. Y eso lleva a que puedan ser engañados por cualquiera que tiene, presuntamente, credibilidad. Y a la clase política, especialmente cuando busca culpables, sí que se le da esa credibilidad, igual que a la prensa. No sé porque la gente se queja tanto de la clase política si luego se creen todas las chorradas que acaban diciendo.

Veamos algunas pinceladas de las SICAV. Para comenzar, las plusvalías que genera la SICAV tributan por sociedades al 1%, como en el caso de los fondos de inversión. Pero cuando el titular de las participaciones reembolsa parte de estas, las plusvalías que se le hayan generado tributarán al 19% o al tipo que corresponda, según el escalado que haya vigente en el momento del reembolso.

Las SICAV´s, tras las reformas legislativas que ha habido, son prácticamente idénticas a un fondo de inversión, salvo por el hecho de que gozan de personalidad jurídica. Hace ya muchos años las SICAV contaban con muchas ventajas frente a los fondos. Me refiero a los tiempos en los que los fondos no eran traspasables. Después se eliminó la ventaja que tenían de poder hacer devoluciones de capital sin coste fiscal para el inversor (que si que era una gran ventaja) y se igualó esa devolución a un reembolso, practicando la oportuna retención.

Actualmente, la única diferencia relevante es que, al tener personalidad jurídica, tienen un consejo que determina las inversiones. Un fondo no tiene consejo, pero sigue los dictados de la gestora de turno, que acabará haciendo lo que le manden los clientes importantes porque no querrá cabrearlos. Y el hecho de que en las SICAVs se hayan creado para grupos familiares a los que se le añade un grupo de mariachis para rellenar los 100 inversores mínimos puede ser un fraude de ley, pero es igual que si el grupo financiero de turno constituye un fondo de inversión y acaba haciendo lo mismo, rellenando el fondo de partícipes hasta que se alcancen los 100 inversores y luego, para cerrarlo, establece un importe mínimo de entrada altísimo y una comisión de suscripción, lo que equivale en la práctica a un cierre del fondo con todas las de la ley. El resultado es el mismo.

Por último hay un tema realmente curioso que afecta a las SICAV frente a los fondos y es que en general, tienen un nivel de comisiones inferior a los fondos que distribuye la gran banca. Hay alguna excepción, pero en general, los gastos aplicados son inferiores.

Y si somos quisquillosos, están al alcance de cualquiera, ya que cualquiera puede comprar una acción de cualquier SICAV cotizada en el MAB, lo que equivale a democratizar el acceso a instrumentos de bajo coste de gestión para importes reducidísimos. En definitiva, todo son ventajas para el pequeño inversor, que puede acceder a una variedad de estilos de gestión muy interesante.

Sin embargo, eso no es lo que se transmite en los medios de comunicación. Recientemente, debatía este asunto con una persona con un elevado nivel patrimonial y un buen nivel de conocimiento financiero este tema. Se quedó perplejo de lo que le expliqué. Porque él, como millones de españoles, se ha dejado llevar por las cosas que dice una clase política ignorante como pocas. Las ventajas fiscales de las SICAV´s son las mismas que las de los fondos de inversión. Y la gente no lo sabe porque se queda con lo que oye por el televisor.

Y aquí llega la paradoja de la ignorancia supina de nuestra sociedad: Critica a los ricos por emplear las SICAV y la mayoría de los inversores, sin embargo, rechaza los fondos de inversión porque los asemejan a las preferentes y demás instrumentos híbridos de alta tensión. Y de los que invierten en fondos, muchos critican a las SICAV, sin conocer que ellos también pueden acceder a las SICAVs, como cualquiera, y que su tratamiento fiscal es idéntico al de los fondos. Tócate el pie.

Pero hay más. El PP, con esa capacidad de asombrar a propios y extraños que ha adquirido desde que lo dirige el Rajoy, en su pacto con ciudadanos (que en esto han quedado como el betún), han decido luchar contra el eje del mal que son las SICAV. Para ello, nada mejor que exigir que, todos los miembros de la SICAV tengan que tener al menos el 0,55% de la SICAV, lo que hace que cualquier SICAV pase a tributar por el Impuesto de Sociedades al tipo general. Si hubieran querido popularizar el instrumento lo que deberían haber hecho es exigir que nadie pueda controlar más del 1%, con lo que se aseguraría que la SICAV no tiene socios de control. En su lugar lo han hecho al revés, como indudable muestra de su supina falta de conocimientos. De esta forma, conseguirán que al final nadie entre en su SICAV y las que hay, se vayan a Luxemburgo.

En fin, por desgracia, siempre creo que los pueblos tienen a los políticos que se merecen. Evidentemente, en nuestro caso, tenemos una clase política lamentable.

 

Anterior

¿Vuelta a los productos complejos para minoristas?

Siguiente

La insoportable deuda pública. ¿Para cuando un default?

3 Comments

  1. Estupendo artículo que desnuda a nuestros políticos y al pueblo que los vota.

    • Inversor despistado

      Muchas gracias por sus comentarios. Sin lugar a dudas, lo peor de nuestra clase política, es su indiscutible mediocridad y profunda incultura, a todos los niveles. Al final, las desgracias que nos generan, son el resultado de esa deficiente formación de la que hacen gala casi todos los políticos de todas las formaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Desarrollado con WordPress & El INVERSOR DESPISTADO