Inversor despistado

Un blog de finanzas para gente normal

Los fondos de inversión. Parte 2. Los garantizados.

Los garantizados son una categoría realmente aparte de los fondos de inversión,  por las propias peculiaridades del producto, que no son pocas, y que permiten sacarlo de las restantes categorías por su especial funcionamiento. Además, conviene distinguir los garantizados de los fondos de rentabilidad objetivo. Ummm… interesante distinción.

Te voy a garantizar que... ¡No perderás dinero! (Tamapoco lo ganarás)

Te voy a garantizar que… ¡No perderás dinero! (Tampoco lo ganarás)

Y llegamos a los garantizados….

Es muy habitual que el pequeño inversor tienda a confundir el fondo con un instrumento complejo, algo propio de la total falta de cultura financiera. Aunque también hay muchos casos de un asesoramiento inadecuado, ya que muchos pequeños inversores se han metido en fondos confiados en los consejos de un aparente asesor, que al final es un mero vendedor. Desde mi punto de vista, los garantizados no sólo no aportan valor, sino que son auténticas cajas negras de las que no sabes que vas a sacar hasta vencimiento por las referencias tan extrañas que se emplean a veces. Y si además el fondo garantizado emplea plazos largos es ridículo meterse porque te acaba saliendo peor que un fondo global de bolsa suficientemente diversificado.

¿Por que motivo el pequeño inversor se mete en este tipo de productos garantizados?

El inversor español siente debilidad por los productos garantizados porque teme perder dinero de tal forma que al final, no se entera de lo que le explican. Ahí confluyen su falta de cultura financiera con su negativa a contratar a un asesor independiente que le asesore. Y el fondo garantizado ofrece un incentivo perverso, la “garantía de capital” (habría que ver de que forma se instrumenta) y una garantía estilo de que “si el 15 de Diciembre hay sol y antes las 13:15 no ha llovido, te pagaré el 50% de la subida media mensual de las dos acciones que menos suban de estas cuatro empresas en los próximos 4 años“. Generalmente, lo peor es que el inversor no entiende lo que le garantizan de subida. Sólo se queda con la garantía de capital. Y se pierde el impresionante mundo de los fondos “sin garantizar”, de los que al final se va a sacar mucha más chicha. Y no tienen una estructura tan encorsetada como los garantizados, que al final los hace más peligrosos que un fondo sin garantía explícita. Es por eso que en los garantizados las apariencias engañan.

Pero ojo, que la garantía siempre es a vencimiento. Esa es otra de las “perlas” de este instrumento. Si te sales por anticipado puede que rescates o no el valor de tu inversión. Lo que segura que sacas es el valor de la inversión a valor de mercado. Igual que en cualquier otro fondo de inversión, como no podía ser de otra forma.

Claro, muchos piensan que el fondo es como un casino, que si va “sin garantizar” es que pueden perder hasta la camisa. Y se olvidan de que los fondos comercializados a minoristas tienen una normativa que les obliga a diversificar de forma sustancial sus inversiones, lo cual mitiga de forma notable los riesgos que conlleva la inversión en bolsa. Pero bueno, para que vamos a esforzarnos en informarnos.

La última perlita es que se están comercializando muchos “garantizados” que no son tal, sino fondos con rentabilidad objetivo. Vamos, que van a tratar de alcanzar una determina rentabilidad pero que ese es el objetivo. Luego si llegamos o no, ya lo veremos.

La volatilidad es la bruja avería

Al final, de lo que hablamos es del pánico que siente el minorista por la volatilidad. Y por su falta de comprensión en el funcionamiento del producto. Si comprendiera que el valor de los activos puede variar en el corto plazo, todo cambiaría. Una cosa: Hablo de volatilidad a efectos de simplificar la explicación. Porque podría darse el caso de activos que, sin volatilidad, tengan pérdida garantizada de capital. Que los hay. Esa falta de comprensión de los minoristas hacia el producto es lo que hace que el inversor acabe errando el tiro e invirtiendo en productos en los que se condena financieramente. Pero eso sí, con gusto, ya que esa “garantía” le hace perder la consciencia sobre el resto de aspectos del producto, que son fundamentales para el cliente. De hecho, es en el resto de aspectos donde el cliente debería centrar su atención y no en la garantía.

Brujaaveria22222

Con lo que me gusta a mí enredar, siento debilidad por los fondos de rentabilidad objetivo

 

Los últimos “garantizados” comercializados.

Me escandalizaba recientemente con lo que leía en algún destacado medio del panorama de fondos. Los garantizados y fondos de rentabilidad objetivo están captando miles de millones. La entidad de la estrella ha metido en un fondo de rentabilidad objetivo la friolera de más de 1.000 millones de euros en un sólo mes. El fondo en cuestión, es el Caixabank Rentas Euribor FI. El patrimonio del fondo ha alcanzado finalmente los 2.450 Millones de euros. ¿Y que “garantiza”? Pues un 0,25% anual durante 8 años, aunque podría ser superior si sube… el Euribor 3 Meses. O sea, que el cliente va a percibir durante 8 años un 0,25 anual, a cambio de permanecer cautivo durante 8 años (Aunque eso sólo lo sabes si conoces como descuenta el mercado la curva de tipos futura). Todo un chollo.

Si observas el folleto detenidamente, verás que sin embargo, La Caixa cobra anualmente un 0,45% de comisión de gestión y un 0,05% de depositaría. En total, un 0,50%. Así que pregunta idiota: ¿Quien hace negocio? ¿El que pone el dinero (y arriesga, ya que hay riesgos subyacentes) o el que “cuida” del dinero y además, sin poner un duro, gana el doble con tu dinero? Además, una vez puesto en marcha el fondo, no requiere mantenimiento, sino que es toda una máquina de succionar comisiones sin aportar valor. Pero… ¡Parece que garantiza el capital! (Sí, lo parece, aunque no lo haga). Olé. El cliente se va a cobrar un 0,25% anual de interés y La Caixa un 0,50% de tu dinero (sin exponerlo, encima). Esta es la presentación comercial del fondo. ¿Alguien duda de quién hace negocio “en el fondo”?

Para colmo, semejante “productito” ha liderado de forma exagerada la captación de dinero. Entiendo que habrán explicado adecuadamente los riesgos que conlleva el producto a sus temerosos contratantes. Pero resulta llamativo que el siguiente garantizado hay captado muchísimo menos, muchísimo menos de la mitad que este fondo. ¿Realmente han explicado todo? Habrá comerciales que sí lo habrán vendido bien, pero posiblemente la gran mayoría no haya alertado debidamente de los muchos riesgos subyacentes que posee el producto. Y más cuando estamos hablando de un producto a 8 años. Y es que la garantía es a vencimiento. El folleto del fondo conlleva una advertencia de la CNMV que me gustaría mencionar (las mayúsculas las puso la CNMV, no son mías): “EL FONDO NO TIENE GARANTÍA DE TERCEROS, NI EL CAPITAL INVERTIDO NI LA RENTABILIDAD ESTÁN GARANTIZADOS. TAMPOCO SE ASEGURA LA RENTABILIDAD NI LA INVERSION INICIAL POR LO QUE EL INVERSOR PODRÍA OBTENER PÉRDIDAS. LOS PAGOS PERIÓDICOS SON REEMBOLSOS DE SU INVERSIÓN, ES DECIR, NO SE AJUSTAN CON LA RENTABILIDAD OBTENIDA POR EL FONDO, ASÍ QUE PODRÍA OBTENER PÉRDIDAS AUN RECIBIENDO LOS PAGOS PERIÓDICOS“. Menos mal que el día que la CNMV aprobó el folleto debió pillarla despierta y se dieron cuenta del “productito” que salía al mercado y le pusieron una buena advertencia. La que luego no se lee el inversor, que no revisa la documentación, cuando es esencial. En fin, todo esto es para taparse la nariz.

Luego eso sí, La Caixa nos hace anuncios de su buenismo y de lo humanos y majetes que son… Siempre me han sentado fatal los lobos con piel de cordero. Sobre cuando lo predican tan activamente. Sin embargo, hay que reconocer que conseguir esto sólo es posible cuando tu capacidad comercial es tan brutal como la que tiene Caixabank.

El siguiente garantizado que también ha captado, pero no tanto (Ha quedado de hecho lejísimos), es el Bankia Rentas 15, que garantiza un TAE del 0,60% anual a 7 años. Este fondo, como otros “garantizados” también incorpora una advertencia muy interesante de la CNMV que dice textualmente “A pesar de la existencia de una garantía existen cláusulas que condicionan su efectividad, que pueden consultarse en el apartado “garantía de rentabilidad” del folleto. La garantía podría no cubrir el riesgo de crédito de determinados activos.  Vaya, al menos la CNMV parece que debe haberse dado cuenta de que los nuevos garantizados son productos que dejan mucho que desear. En este otro productito, vemos que la comisión que se lleva Bankia es menor. Concretamente, en total, se lleva un 0,33% anual. Eso, unido a la diferente política de inversión es lo que hace es que el cliente cobre un 0,60% en vez de un 0,25%.

Y así podíamos seguir viendo todo el mercado…..

Si es que al final, el problema estriba en el obcecamiento del pequeño inversor en la garantía de su capital. Ni entiende los mercados, ni los quiere entender, ni tampoco quiere contratar a alguien que le asesore debidamente. Al final, condenado por sus propias decisiones y taras financieras.

Ya lo comentaba Fernando Luque, de Morningstar hace un tiempo. El inversor debería olvidarse de fondos garantizados y apostar por mixtos o bien por fondos de bolsa pura para un porcentaje de su cartera. Es la mejor decisión. Pero la gente, erre que erre. Y así acaban fusilados en estos tiempos de represión financiera. Condenados por no escuchar.

Anterior

Los fondos de inversión. Parte 1. Una Introducción.

Siguiente

El ahorro, mejor comenzar cuanto antes

6 Comments

  1. Jesús

    Buenas tardes:

    Buen artículo, quizás si la CNMV, entrará un poco más y no dejara poner el nombre de “Garantizado”, a lo que realmente no lo es, el vendedor de banca (no asesor) se dejaría de aprovecharse del nombrecito y de la incultura financiera que hay en nuestro país.

    • Inversor despistado

      Gracias por el comentario. Efectivamente, yo también coincido con Vd. en que la CNMV debería ser más diligente en sus actuaciones, porque realmente es un organismo supervisor que supervisa lo justo o menos (si cabe). Y es que como Vd. bien indica en muchos de estos productos va el nombre “garantizado” en el que sin embargo, pocas cosas están garantizadas. Permítame sin embargo disentir de Vd. en relación al bancario que atiende al cliente. La problemática ya la he comentado en algún otro post y es larga de tratar, ya que no sólo influye la persona sino una cantidad importante de aspectos como la formación previa, su cualificación, etc. Sería un tema para debatir largo y tendido, ya que un asesor puede asesorar aunque sea con un universo reducido de productos. Pero debemos tener en cuenta muchas variables que ya he tratado en otros artículos del blog. En cualquier caso, agradezco sus observaciones.

  2. Caixa Bank Rentas Euribor FI.

    a). Al cliente le pagan 0’25 % . Imagino que esto será luego de pagarle el 0’50 % al banco. Ya que si fuera al revés tendríamos intereses negativos.

    b ) Los intereses que te pagan periódicamente en realidad son ventas de las participaciones que tienes en el fondo. Imagino la garantía del nominal invertido a vencimiento también estará incluido el importe de estas participaciones vendidas.

    No sé si me explicado bien, si puedes me lo aclaras.
    Gracias.

    • Inversor despistado

      La cartera de inversiones del fondo está pensada para que, durante todo el plazo de garantía, el fondo pueda pagar anualmente la comisión de gestión del 0,50% y además se pague el 0,25% al cliente. Eso como mínimo. Por ello, cuando llegue el vencimiento, el cliente dispondrá de un capital en el fondo que será igual a su inversión inicial, al menos. O será más. Incluso en caso de subida de tipos eso queda cubierto mediante un derivado OTC (over the counter) que garantiza al fondo pagos que compensen una posible subida del euribor a 3 Meses, índice de referencia del fondo. No puede darse el caso de interés negativo que comentas.

      En relación a la venta de participaciones es efectivamente así, aunque a efectos del cliente eso es indiferente (no fiscalmente), ya que al final el cliente percibe los intereses acordados mínimos y el capital invertido.

      Por cierto, el tema fiscal hará que tengas variaciones en las ventas de participaciones. No obstante, si eres cliente del fondo, ¿No has pensado en salirte del mismo y buscar otras alternativas? Es un fondo realmente peligroso para el cliente conservador. Sobre todo si hay subidas de tipos….

      Saludos,

      • Gracias por tu pronta respuesta.
        No soy cliente de la Caixa, ni de este fondo. He puesto el ejemplo en concreto para intentar comprender el funcionamiento en general de los fondos “garantizados” .
        Imagino te van haciendo ventas periódicas de participaciones, las cuales coincidirán con el importe de interés mínimo garantizado, y al final del plazo suponiendo que se cumplan los condicionantes te pagaran como un suplemento de intereses.
        Lo que si me parece excesivo es el plazo, ( 8 años aprox. ), en ese periodo es fácil que por cualquier circunstancia nos haga falta el dinero, y en ese momento al precio de mercado sin ninguna garantía y posiblemente con alguna comisión por salir antes de plazo.
        Saludos.

        • Inversor despistado

          Los fondos garantizados tienen un “montaje” peculiar. Por cierto, que casi me lío… El de la caixa, el “rentas Euribor”, es un presunto garantizado, ya que no hay garantía de la entidad, sólo la garantía de los activos. Y si uno de los emisores falla…. El fondo no podrá cumplir lo prometido, como recoge el folleto. En cualquier caso, los garantizados sin productos que ayudan a la venta “a fusil”, es decir, para que se coloquen a metralleta por la red comercial. No se explican, no se entienden y de hecho, son un producto muy acotado y bastante mediocre. Y como tal, al final son para clientes que les de igual lo que pase con su dinero.

          Por cierto, el razonamiento que haces… no es así. El caso es que si cumplen con lo que dicen, pero la explicación es un poco compleja. En este tipo de productos además, se persegui atartallar al cliente, de tal forma que se quede muchos años en el producto, convirtiéndolo en un cliente cautivo. Es pura política de retención de clientes.
          Un saludo,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Desarrollado con WordPress & El INVERSOR DESPISTADO