Resulta llamativo el diferente trato que los pequeños inversores dan a las inversiones inmobiliarias frente a la inversión en activos financieros, ya sean fondos, acciones u otros productos. Y ese trato diferencial hace que confundan sus objetivos de planificación financiera a largo plazo.

Pincha aquí para seguir leyendo el artículo.