Hoy vamos a tratar otras cosas que nada tienen que ver con el mundo de las finanzas, ni del derecho, sino con la forma de como afrontar la vida misma y la actitud que nos mostramos al mundo.  Y que duda, todo es aplicable a cualquier campo, personal o profesional. Un post más bien reflexivo, pero que creo, que puede interesar por las claves que da Toni Nadal.

toni-nadal-tio-entrandor-rafael-143897374850322

 

Recientemente me invitaron a un interesante acto en el que Toni Nadal, el tío de Rafael Nadal, daba su visión sobre cómo todo en la vida, es cuestión de actitud. De cómo nos enfrentamos a las cosas. Y es que esa actitud marca una enorme diferencia.

 

La actitud y el esfuerzo

El esfuerzo era una de esas claves en la que incidió Toni Nadal. Si queremos ser mejores que los demás, debemos trabajar más que los demás. Pero no trabajar en plan “presencialista”, de estar por estar, sino tratando de hacerlo lo mejor posible, de forma persistente y consistente. Y con buen humor, y mejor estado de ánimo. Porque si las cosas las hacemos de mala gana y mal humor, al final, puede que ese esfuerzo en el trabajo no de sus mejores resultados. Además, el esfuerzo redunda en la capacidad de sacrificio. Para ser el mejor, tienes que trabajar como el que más, tener ganas de aprender sin límites. Y es que la capacidad de aprender también se puede entrenar. El esfuerzo, en definitiva, es una de las claves del logro de los objetivos, porque los mejores siempre son aquellos que aguantan un poco más que los demás. Como hace Rafa Nadal desde que en 2005 le dijeron que dejara de jugar por los problemas en el pie. A pesar de ello, decidió no rendirse, y con dolor y con problemas, resistió un poco más que los demás (realmente mucho más, porque esos dolores debían ser impresionantes) y logró unos resultados magníficos. El esfuerzo, sin duda, lo es todo.

Esto enlaza perfectamente con la actitud responsable que debemos tener todos. Cada uno es responsable de sus éxitos y de sus fracasos.  Porque del éxito poco podemos decir, pero cuando llega el fracaso, siempre se dice que la culpa es de otro o bien el típico “balones fuera”. Eso es bastante irresponsable y propio de una actitud facilona y nada responsable. Que a su vez está relacionado con la sinceridad ante uno mismo. Cuando fracasas, es tu culpa, asúmelo y busca las razones de tu fracaso, que no son imputable al vecino, sino a tí mismo. Aunque cuidado con esto del fracaso, que ya hablaremos más adelante.

 

La humildad

Pero no sólo eso. Otro aspecto esencial que transmitió Toni Nadal es la humildad. Aunque seas el mejor, debes ser humilde. Porque nadie se debe creer nada. Como bien decía Toni, aunque seas el mejor, sólo eres el mejor en un campo concreto. Pero no en otros muchos campos, con lo que tampoco se te debe subir nada a la cabeza. Y es que la psicología juega un papel fundamental en el éxito. Ser humilde, como actitud, te ayuda, además, a estar en actitud de aprendizaje constante. Si te crees que eres el mejor, difícilmente podrás aprender nada porque te creerás por encima del bien y del mal, con lo cual, acabarás teniendo un problema.

 

Hablemos claro y sin adulaciones

Otro de los éxitos de Toni Nadal ha sido el decir las cosas sin tapujos y sin eufemismos, de tal forma que el mensaje fuera claro y directo. Y eso le ha habituado a Rafa a ser humilde (porque siempre se pueden aprender cosas nuevas, de ahí que nunca debas creer que eres el más listo y el mejor, como ya hemos comentado): Siempre hay cosas que se pueden mejorar y aprender.

 

Piensa a lo grande

Sólo puedes aspirar a hacer cosas importantes si piensas a lo grande. No hay nada imposible, si te lo propones, salvo que tu mismo te autolimites. Toni Nadal comentaba de que forma hizo que su sobrino creyese en que podía hacer cosas imposibles, y hacerle avanzar, por la actitud entregada de Rafa. Y que fue lo que hizo que Rafa avanzara en su éxito.

 

Y atención con el fracaso

Toni Nadal criticó el fracaso desde la perspectiva de la facilidad con la que hoy en día se usa esa palabra. Y es que no conseguir lo que nos hayamos propuesto no tiene porque significar que somos unos fracasados. Y una frase para reseñar: “Dándolo todo, trabajando y no rindiéndonos, logramos la satisfacción personal, aunque no lleguemos a ser número uno“. Porque no hay porque ser el número uno y podemos estar en una posición de la que podamos estar orgullosos a nivel personal e incluso, profesional. Y que esto no sirva para justificar no aspirar a lo máximo: No busquemos excusas, que no va por ahí lo que quería transmitir Toni.

 

Y de como afecta al sector financiero…

Pues lo cierto es que muchas de las reflexiones de Toni Nadal son de plena aplicación a un sector que se está reconvirtiendo, aunque muchos todavía no se hayan dado cuenta. Y Toni Nadal ofrece muchas claves de lo que debe aprender la gente para afrontar un futuro desafiante en un sector en el que sobran entidades y empleados, pero faltan ideas y existen muchos nichos de negocio que será donde quedará “vida” después de la brutal reconversión a la que se enfrenta todo el sector. Hay que cambiar de actitud. Y muchas claves que da el entrenador son de gran aplicación al sector….

toni-rafa-nadal22

 

A modo de resumen

Y es que como bien titula Toni en su libro, “Todo se puede entrenar“. Todo. No hay nada imposible. Sólo hay un límite y es el que cada uno se autoimpone. La mentalidad del esfuerzo, el trabajo, la constancia, la humildad, las ganas de aprender, el buen humor, la responsabilidad, en no querer “auto-engañarnos”,…. todo se puede entrenar. Nunca es tarde. Para lo que es tarde siempre es para arrepentirse de lo que se hizo y de lo que no. Pero nunca es tarde para comenzar.

¿Quieres empezar a hacer algo al respecto? Recientemente, uno de los lectores del blog me ha facilitado un interesante artículo que enlaza con las ideas de Toni Nadal desde la perspectiva del cambio que debemos hacer a nivel personal. Y de como debemos reprogramar el subconsciente en esa mentalidad orientada al logro. Puedes acceder desde aquí. En definitiva, siempre es posible mejorar en todo.